jueves, 7 de noviembre de 2013

LA MURALLA CHIMÚ: Patrimonio arqueológico amenazado por muladares, invasiones y canteras

LA MURALLA CHIMÚ


Patrimonio arqueológico amenazado por muladares, invasiones y canteras



Trujillo, el 07 de noviembre del 2013.

El domingo 03 de noviembre del 2013 caminantes convocados por el Proyecto de Caminatas e Interpretación del Patrimonio “Rutas Nómadas” recorrieron 5 de los 9 kilómetros de la “Muralla Chimú”. Durante el recorrido, a lo largo de toda la “Muralla Chimú”, los caminantes, además de apreciar el Paisaje Cultural y Natural por donde atraviesa esta obra arquitectónica, registraron el actual estado de conservación de este patrimonio arqueológico,  el cual se resume a una sola palabra: abandono total del Estado por su conservación y protección.

La Cultura Chimú se desarrollo entre los 900 d.C. hasta 1460 d.C. Su territorio abarco más de 1000 km desde la actual Lima hasta Tumbes (frontera con Ecuador) teniendo como capital política, administrativa y económica a Chan Chan. La metrópoli de Chan  Chan está localizada a 7 km. al norte del río Moche. Se establece entre los siglos X y XI d.C., manteniéndose como centro del Poder Chimú hasta la conquista Inca en el siglo XV.  Chan Chan expresa el más alto grado de desarrollo urbano, económico y social alcanzado por las sociedades andinas de la época. En él se reflejan también los mecanismos de control de excedentes y un complejo sistema para articular diversos territorios y valles conquistados. En su máxima expansión, la urbe tuvo más de 20 km2. Chan Chan fue uno de los asentamientos prehispánicos más extensos de Sudamérica,  la superficie de Chan Chan abarcó  la actual “Muralla Chimú”.

La Muralla Chimú es una obra arquitectónica de 9 kilómetros lineales que une físicamente el Cerro Campana con el Cerro Cabras. Para su construcción se utilizó materiales de alcance inmediato, como piedra, arcilla y arena. En algunos tramos se está utilizando el adobe, sin embargo es la piedra de campo, así como cantos rodados los materiales más utilizados. La fachada fue uniforme con un paramento lizo, aunque de un aparejo sin una tendencia lineal fija debido a la variación de los materiales empleados  (Ver figuras A, B y C).  Al igual que los muros de Chan Chan, el talud es empleado como detalle del diseño arquitectónico para darle estabilidad, confiriéndole  una forma trapezoidal a la sección transversal del muro. Acerca de su función, Moseley (1982) asegura que fue una muralla para evitar eventuales invasiones a Chan Chan; sin embargo Julio C. Tello (1938) argumenta, después de haber recorrido  más de 20 kilómetros la “Muralla del Santa”, en Ancash,  que su uso fue más que todo comercial, así como también ceremonial, utilizado por peregrinos. A veces sobre la muralla (como un camino elevado), a veces al costado.  Ambas hipótesis no restan la importancia de la obra arquitectónica, al contrario, suma las posibilidades para ampliar, explorar y profundizar acerca del fenómeno urbano de lo que fue Chan Chan y su rol en el proceso civilizatorio de las sociedades andinas en el pasado.

Ya en setiembre del 2012 se informó del seccionamiento de un tramo de la “muralla chimú” para dar pase a una trocha carrozable que lleva a canteras de materiales de agregados ubicados en las faldas del Cerro Campana, lo que ejemplifica claramente la severidad de su afectación por estas acciones.

Actualmente la “Muralla Chimú” registrada anteriormente como “Muralla La Cumbre”, está a punto de desaparecer debido a tres amenazas principales:

1) Concesiones mineras no metálicas
2) Utilización como muro de contención de muladares
3) Invasión por traficantes ilegales de terrenos.

En esta reciente salida se pudo observar in situ canteras de agregados y otros materiales, ubicadas cerca de la evidencia arqueológica, y donde las trochas carrozables para acceder a estas pasan por espacios destruidos de la “muralla chimú”. Lo grave es que oficialmente la Dirección Desconcentrada del Ministerio de Cultura (antes I.N.C.) en un panel de su propiedad, ubicado a 10 metros de la monumento arqueológico, indica que esta zona se encuentra en concesión minera no metálica a una empresa denominada “Cruz de David” (Ver figuras 01, 02 y 03)  También notamos más de 15 trochas carrozables que se abren paso a lo largo de un kilómetro para acceder a las varias canteras de extracción de agregados existentes a lo largo del monumento arqueológico. ¿Quiénes son los propietarios de estas canteras, que gozan de impunidad? (Ver figuras 04, 05, 06, 07 y 08)

Sumado a esto se observó también, increíblemente, un vaciado de concreto armado sobre el paramento del monumento arqueológico, a lo largo de 100 metros de su recorrido. Desconocemos la fecha de este atentado pero no debe pasar de 15 años. (Ver figura 09)
En secciones el paisaje se torna nauseabundo al existir, a lo largo de 1 kilómetro del monumento arqueológico, muladares, basura y  criadores informales de cerdos que usan los muros arqueológicos como muro de contención de estas actividades y depósitos de desechos.  (Ver figuras 10, 11, 12 y 13)

 Una trocha carrozable que parte de la panamericana norte es la vía que permite el acceso al relleno sanitario de Trujillo conocido como “El Milagro” (Ver figura 09). A menos de 15 metros de este acceso se alza gigante toda la basura de la provincia de Trujillo. Los escasos 10 metros que hacen el ancho de la trocha hacen la separación del monumento arqueológico y la monumental montaña de residuos sólidos de la Provincia. (Ver figuras 14, 15, 16,17, 18, 19 y 20).

Coronando esta lista de amenazas se tiene el avance urbano, donde ahora,  hay un cementerio con proyección a ampliarse horizontalmente,  ubicado  a pocos metros del monumento arqueológico. (Ve figura 21).

Es paradójico y contradictorio  que a pesar que la “Muralla Chimú” fue declarada  como Monumento Arqueológico Intangible por R.D.N. N° 676/INC el 30 de mayo del 2007, esta, - al igual de muchos otros monumentos que forman parte del Patrimonio Arqueológico de la Nación – en total abandono. Pareciera que la gestión de las autoridades termina  después de pintar el panel informativo, sin hacer un seguimiento o monitoreo de su estado de conservación o su vulnerabilidad. Actualmente el problema se agrava con el DS N° 054 -2013 y 060-2013-PCM que pone en riesgo la integridad del legado cultural de las civilizaciones peruanas, que pueden ser destruidas por una concesión minera cualquiera u otras razones no justificadas como esa. 
De acuerdo con la DeXi’an Sobre la Conservación del Entorno de las Estructuras, Sitios y Áreas Patrimoniales (2005) los entornos culturales contribuyen al significado de los monumentos y son fundamentales para una completa y coherente aproximación social al patrimonio, especialmente arqueológico. Como paisajes culturales, además,  representan no solo un importante Patrimonio tecnológico y funcional al desarrollo territorial. También constituyen un referente relevante para las comunidades que los generaron o heredaron en lo que se refiere a la constitución, conservación e, inclusive, la recuperación de su identidad cultural. (Ver figura D)

Esta identidad, que debe reforzarse y en muchos casos reconstruirse en base a nuestra historia milenaria, constituye los más altos porcentajes (97,2 % según Pedro Belaunde Martínez 2012), de nuestra historia nacional.

De nuestra parte, como un deber moral, hacemos pública esta denuncia con el objetivo de procurar la conservación de nuestro Patrimonio arqueológico. Es indignante que una obra arquitectónica, que por sus características constructivas, tecnológicas y los valores sociales que esta representa, se encuentre en este estado de abandono total. “La Muralla Chimú” al igual que el vasto Patrimonio Arqueológico de la Nación no se merece estar en esta situación, sino todo lo contrario, debe ser realmente investigado, protegido y conservado. “Es necesario pensar en los monumentos arqueológicos como testimonios de nuestra propia identidad, como sitios sagrados donde se encuentran las huellas marcadas de nuestros ancestros, donde descansan los espíritus milenarios de nuestra nacionalidad. Los sitios arqueológicos deben ser preservados porque son valores físicos de nuestra autoestima, porque son guacas, porque somos nosotros mismos”  (Echevarría, 2013).

Víctor David CORCUERA CUEVA
Rutas Nómadas, caminatas e Interpretación del Patrimonio
Asociación Peruana de Arte Rupestre (APAR)

Un agradecimiento especial a los siguientes caminantes y estudiosos que participaron con sus apreciaciones y apoyo moral en la elaboración de este documento:

Gori Tumi ECHEVARRÍA LÓPEZ
Aurelie THOMAS

Referencias bibliográficas:
Belaunde, P.. Prólogo. En: José Canziani. Ciudad y territorio en los andes: Contribuciones a la Historia del Urbanismo prehispánico. 2 ed.  Lima: Pontificia Universidad Católica del Perú, 2012. p. 17-8.

Corcuera, V. (21 de octubre 2013). La Muralla Chimú, un camino de peregrinación al Cerro Campana La Montaña Sagrada. Diarios de notebook [blog]. Recuperado el 06 de noviembre 2013 de: http://victorcorcuera.blogspot.com/2013/10/un-camino-de-peregrinacion-al-jardin.html

Corcuera, V. (05 de setiembre 2012) .Atentado contra la Muralla Pre Inca La Cumbre. Memorias [blog]. Recuperado el 06 de noviembre 2013 de: http://nomadapress.blogspot.com/2012/09/atentado-contra-la-muralla-pre-inca-la.html

Declaración de XI’AN sobre la conservación del entorno de las estructuras, sitios y áreas patrimoniales. (2005) Recuperado el 06 de noviembre del 2013 de: http://www.icomos.org/xian2005/xian-declaration-sp.htm

Echevarría, G. (2013) La mula pe. ¿Por qué debemos defender el patrimonio arqueológico? [en línea] 08 nov. 2013: http://arqueologia.lamula.pe/2013/11/08/por-que-debemos-defender-el-patrimonio-arqueologico/goritumi/

Plan Maestro la Conservación y Manejo del Complejo Arqueológico Chan Chan. (2000) Recuperado el 07 de noviembre del 2013 de: http://www.cultura.gob.pe/sites/default/files/paginternas/tablaarchivos/04/resumenespanol.pdf

Parte de muro Chimú fue afectado por trocha carrozable [en línea]. El Comercio. 01 de setiembre 2012 [Consulta: 07 de noviembre 2013]. Disponible en: http://elcomercio.pe/actualidad/1463672/noticia-trujillo-parte-muro-epoca-chimu-fue-afectado-trocha-carrozable

TELLO, Julio Cesar. La muralla del Santa [en línea]. Arqueología y Sociedad (15) 2004 [1938] [Consulta: 07 noviembre 2013] Disponible en: http://issuu.com/juanroel/docs/ays15_completo


Fotografías: Todas por Víctor D. Corcuera Cueva.

Figura A. Detalle del trazo lineal. Al fondo izquierdo el  el botadero "El Milagro" de la Provincia de Trujillo que colinda con el monumento arqueológico. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura B. Detalle del paramento de la Muralla. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura C. Algunas partes se observa el enlucido del talud. Al fondo el Cerro Campana. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura D. Panel que indica la intangibilidad del monumento arqueológico. Foto: Víctor CORCUERA 2013

Figura 01. La muralla Chimú a la izquierda y la zona de cantera.



Figura 02. Panel de propiedad del Ministerio de Cultura que indica la concesión minera. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 03. La muralla en primer plano, al fondo el panel con los residuos sólidos. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 04. Canteras a pocos metros de la Muralla Chimú. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 05. ¿Quienes son los propietarios de estas canteras?. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 06. Una de las diferentes partes seccionadas. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 07. Corte transversal de la Muralla Chimú debido a las trochas carrozables que llevan a las canteras. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 08. Gran trocha carrozable que secciona brutalmente el monumento arqueológico. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 09: Vaciado de concreto armado a lo largo de 100 metros en uno de los paramentos de la Muralla Chimú. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 10: Una capa de residuos sólidos de la basura de Trujillo cubre el monumento arqueológico. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 11: Criaderos informales de cerdos utilizan el monumento arqueológico como botadero de basura. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 12. A lo largo de 1 kilómetro este es el escenario del Patrimonio arqueológico intangible. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 13. Los muladares avanzan cada vez más. Al fondo el Cerro Campana. Foto: Víctor CORCUERA 2013


Figura 14. Una trocha carrozable que parte de la panamericana norte, es la que permite el ingreso al relleno sanitario de Trujillo. Foto: Víctor CORCUERA 2013

Figura 15. La Muralla Chimú y al fondo el botadero "El Milagro" de la Provincia de Trujillo. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 16. En esta parte el monumento arqueológico ha sido afectado de una manera  irreversible. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 17. Una montaña de basura separada de solo 10 metros con el monumento arqueológico. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 18. Trocha que separa el relleno sanitario con la Muralla Chimú. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 19. Una depredación lenta. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 20. Los criaderos informales de chanchos "protegidos" por la Muralla Chimú. Foto: Víctor CORCUERA 2013



Figura 21. Un reciente cementerio que avanza horizontalmente a escasos 30 metros de la Muralla Chimú. Foto: Víctor CORCUERA 2013


 Figura 22. Muladares, canteras, criaderos informales de chanchos. ¿Con estas amenazas por cuanto tiempo más esta muralla de 9 kilómetros quedara en pie?. Foto: Víctor CORCUERA 2013

No hay comentarios: