domingo, 6 de julio de 2008

CAMINITO DE COLORES - Argentina


CAMINITO DE COLORES

Por Víctor Corcuera Cueva

La ruta de viaje de Santiago de Chile a Buenos Aires, cuenta con paisajes similares al de la cordillera blanca de Perú, como las Cumbres nevadas, negras montañas y cargadas nubes; salvo las instalaciones de teleféricos para el uso de turistas en la temporada de invierno y rieles que atraviesan soberbiamente a manera de túneles de un tren cordillerano. Son obras humanas tratando de desafiar esta indomable geografía andina chilena. La nostalgia invade y se apodera de mi ser controlando y embriagando un poco los sentidos.

María mi compañera de bus, es natural de la quinta región de Chile. Ella viajaba con destino a Mendoza, donde tenia familiares; el motivo de viaje: relajo total. De aproximadamente unos 32 años, cabello negro largo y liso, ojos grandes y de carácter carismático, razones que hicieron el trayecto más agradable. Me comento que viajo hace dos años a Buenos Aires y visito entre otros lugares a la famosa Calle Caminito, ubicada en el Barrio La Boca. Me recomendó de visitar este Barrio ya que me sorprendería de saber quienes son los propietarios de estos establecimientos. Después de unas horas de viaje con nutrida conversación llegamos a Mendoza, y luego de compartir un vino blanco Mendocino nos despedimos y me reitero de visitar Caminito.

Llegue a Buenos Aires la primera semana de febrero, tenia en mente visitar muchos lugares de esta ciudad. Felizmente un domingo con una temperatura agradable, decidí de visitar este famoso Caminito. Algunas postales que observe en unos kioscos y algo de información leída en mi “Guide Du Routard” me incitaron más a visitarlo. Caminito tiene una historia muy particular, para hablar de este sitio y su peculiar nombre hay que remontarse en el tiempo y en el Barrio. El cual se le denomina LA BOCA, que recibe su nombre precisamente de la boca en la cual desembocan las aguas del riachuelo, ramal del Río de la Plata. Según algunos historiadores coinciden en señalar a la Boca como el lugar en donde Pedro de Mendoza fundó la ciudad de Santa María de los Buenos Aires, en 1536.

Para la segunda mitad del siglo XIX, por ser un puerto de paso, este barrio fue sede de una ola inmigratoria, en su mayoría italianos y finalmente seguido por españoles. Se instalaron muchas familias de origen Genovés. Algo muy curioso para la historia Argentina e Italiana es que a raíz de un conflicto laboral un grupo de genoveses firmo un acta y comunicaron al Rey de Italia que se había constituido la "República Independiente de La Boca". Según cuentan los lugareños el general Roca en persona acudió al lugar, quitó la bandera genovesa izada en un mástil y solucionó el conflicto, no dejando tregua a proclamar otras “Republicas independientes”.
Recorriendo este barrio encontré a un personaje muy interesante: don Mariano. Un gran caballero, descendiente de la primera ola migratoria genovesa e instalada en este puerto. Me comenta que estos eran trabajadores, se caracterizaron por su alegría y fraternidad. Con aire de orgullo me contó que la calle que le llaman Caminito, en realidad fue un ramal del ferrocarril y la gente lo utilizaba para acortar distancias, de allí que fue quedando en los pobladores con el nombre de Caminito. Trayendo al presente su añosa memoria, me cuenta que un tango lleva el nombre de esta calle y que el artista Benito Quinquela Martín la bautizo oficialmente como CAMINITO. Quinquela Martín fue uno de los vecinos más notables de este Barrio. Pintor muy amado por todos los Argentinos. Desde niño pinto todo lo referente al tema boquense. En la actualidad existe un museo que lleva su nombre.

Caminito es una calle de unos 100 metros de longitud, no tiene puertas solo ventanas, alguna de estas con flores y de vez en cuando aun se observan ropas colgadas secándose en unos dentales a la luz del sol. Lo interesante de este sector es que es uno de los pocos museos al aire libre a nivel mundial. El colorido de las paredes que flanquean este Caminito, así como también obras artísticas como pinturas, fotografías, esculturas, estatuas humanas y parejas bailando tango para el deleite de los visitantes retocan aun mas este peculiar paraje. Una atmósfera artística es innata a este Caminito, el colorido de sus paredes sin puertas radica que unas décadas atrás se solía pintar las casas de este barrio con el restante de las pinturas utilizadas en los barcos. Lo que en la actualidad se ha convertido en una especie de buen gusto decorativo, y motiva a los turistas a visitarlo.
Personalmente no soy muy aficionado al fútbol, pero siempre tuve curiosidad saber porque la camiseta del equipo deportivo BOCA JUNIORS, lleva esos colores. Don Mariano me comenta que en los primeros años de formación de este renombrado equipo, ante la ausencia de colores representativos de sus camisetas, decidieron echarlo a la suerte. Los colores de la camiseta llevarían los colores de la bandera del primer barco que encalle el siguiente día. A la época llegaban al puerto barcos de diferentes países. Fue la bandera de Suecia que flameo en el mástil del primer barco en encallar al puerto, allí radica la razón de los colores de la camiseta oficial del Boca Juniors. Don Mariano me indica y señala el antiguo puente que comunicaba a ambas riveras del riachuelo, actualmente esta fuera de uso y se construyo uno nuevo a 200 metros de distancia. Con su voz gastada por el tiempo, me comenta que algunas personas prefieren cruzarlo en un bote que les cobra ½ peso para el trasbordo. En realidad las aguas de este riachuelo no tienen un olor agradable, y tampoco son cristalinas, hace muchos años que no existe vida orgánica en estas aguas. Diferentes industrias, vertieron sus deshechos tóxicos en las aguas del riachuelo, desde muchas décadas atrás, razón por la que no existe vida orgánica. A un costado de la rivera aun se encuentran buques areneros, los cuales son los principales proveedores de arena para las compañías constructoras.

Recorriendo los stands de venta de souvenir, la persona que me atendió tenia un semblante netamente peruano pero con acento gaucho. Este reconoció mi acento preguntándome de que parte de Perú soy, le respondí de la capital de la Marinera y una sonrisa emitió su rostro, el también era de Trujillo. Emigro a la Argentina hace 15 años, me comento que con esfuerzo salió adelante, ahora es propietario de 5 stands. Para mí fue interesante saber esto. A lo largo de la conversación me llegue a enterar que el 68% de propietarios de todos los stands en la zona turística son Peruanos. Me confeso que al principio fue duro pero poco a poco fueron ellos los que
dieron mas vida comercial a este lugar.
Caminito colorido, lleno de vida alegre. Turistas de diferentes nacionalidades invaden estas calles especialmente los domingos. La gran mayoría tomando fotografías a cada metro de este caminito, otros atreviéndose a bailar tango con los bailarines que ofrecen algunas clases rápidas. Algunas terrazas invitan a descansar un momento y disfrutar de una Quilmes bien helada o un Fernet con coke. El aroma del café invita a tomarse una tazita acompañada de medias lunas (croissants). Para los Peruanos que algún día lleguen a Buenos Aires, visiten este Caminito que se sentirán en familia.

Cordialmente:
Víctor D. Corcuera Cueva
Capital Federal de Buenos Aires
Marzo del 2005
ARGENTINA

Tango al paso
Gardel, Evita y Maradona

Dos gardenias para ti...

Arte mural


Con el 10!

1 comentario:

niklaüss dijo...

Víctor, qué bueno que te haya gustado mucho mi país la Argentina!

Te cuento que yo en Septiembre del 2007 estuve en tu hermosa patria, recorriendo no sólo Lima sino también Cusco y el Valle Sagrado, llegando a Machu Picchu.

Tenés un país hermano fabuloso. Un gran saludo desde Buenos Aires.