viernes, 18 de enero de 2008

Estatuas humanas

UNA MONEDA PARA QUE SE MUEVA
ESTATUAS HUMANAS EN MARCHA
¿Qué es lo que se pierde al cruzar una frontera?, me cuestionaba a cada momento en el trayecto de viaje a la tierra de gauchos y parrillas. Haber cruzado los andes, después de haber presenciado dos atardeceres sobre el lecho del desierto de San Pedro de Atacama, significaron para mi uno de los grandes pasos de mi vida, ya que al otro lado de los Andes encontraría una de las expresiones artísticas más fascinantes que he conocido.

Todas las ciudades del mundo cuentan con pasajes peatonales: Paris, Ámsterdam, Milán. Buenos Aires, Montreal, etc. El común denominador de estas Ciudades es el dominio de los espacios públicos intervenido por los Artistas, donde estos hacen gala de sus creaciones, las cuales encuentran públicos aptos para aplaudir las diferentes manifestaciones expresadas.

En Paris, Francia; Buenos Aires, Argentina y Montreal, Québec; me llamo mucho la atención aquellos estáticos personajes que al metálico sonido dejado en las alcancías cobran vida. Las Estatuas humanas están allí, presentes inmóvilmente a la mirada de peatones, quienes impulsados por la curiosidad dejan caer una moneda que emite el sonido sesamico que permitirá abrir el telón del espectáculo. Caminando y atravesando las esquinas de estos países, imágenes en flash back de la Ciudad de los Pantorrilludos emanan con flemático recuerdo de cómo aquellos artistas locales encuentran barreras para expresar su arte en las arterias urbanas. Y es que es cierto, Paris en Europa, Buenos Aires en América del Sur, son claro ejemplo de la intervención artística (con el apoyo del sector privado y publico), donde no pocas veces, son la principal razón o motivación de viaje que los visitantes encuentran.
Paris cuenta con una red de calles peatonales, al igual que Buenos Aires, lo cual dinamiza la economía ya que el peatón encuentra un espacio para pasear sin ningún riesgo de ser victima de la contaminación ambiental que los autos generan. Caminar libremente y además encontrar el arte vivo en las calles, convierten en estas automáticamente lugares estratégicos para apertura comercios y generar pequeñas fortunas. Estas pequeñas cosas hacen de Paris, Buenos Aires y Montreal la diferencia con otras ciudades a nivel mundial. Las estatuas humanas son la principal atracción de las calles peatonales quienes muchas veces son iconos turísticos impresos en material promocional turístico de estas ciudades: Fotografías, autógrafos, intercambio de ideas o simplemente un calido abrazo son el resultado de la eufórica alegría de los espectadores.

Lo escrito líneas arriba es solo un preludio de lo general que encontrara su especifico en la próxima crónica que tomara como eje central a ARTE URBANO de Trujillo del Perú.

(Pulse aquí) para ver más fotografías de Estatuas humanas
Cordialmente:
Víctor Corcuera Cueva


Evita

Rockers

Garbage

Aparejos

1 comentario:

Sill Scaroni dijo...

Hola Víctor !
Muy bueno tu blog.