lunes, 21 de octubre de 2013

UN CAMINO DE PEREGRINACIÓN AL CERRO CAMPANA

LA MURALLA CHIMÚ 
Un camino de Peregrinación al Cerro Campana
LA MONTAÑA SAGRADA


 Por Víctor D. Corcuera Cueva.

Esta crónica es un relato de experiencias acumuladas en las diferentes visitas a la comunidad Lomal del Cerro Campana. El Cerro Campana está ubicado a solo 15 kilómetros al nor oeste de la ciudad de Trujillo.

Han pasado más de 15 años desde la primera vez que camine por las Lomas del Cerro Campana. Cuando cursaba el primer año de formación técnica en Guía Oficial de Turismo, tuve la oportunidad de subir por primera vez a la cima del Cerro Campana, y para subir recorrimos 3 kilometros de la conocida “Muralla la Cumbre”.  El trazo lineal y la manera como el desierto no ha logrado cubrirlo, fueron dos aspectos que me llamarón la atención. Pensé, efectivamente que era una muralla que los antiguos pobladores del Valle Moche construyeron para protegerse de los Incas.

Desde inicios del Holoceno, ósea desde hace unos 12000 años, los primeros hombres que llegan al Valle Moche, ocupan las Lomas del Cerro Campana.  Estos primeros habitantes  aprovecharon al máximo la flora y fauna silvestre de estas Lomas.  Las características geográficas y climáticas permitieron que estos cazadores primarios cacen venados, vizcachas, así como también pesquen en el litoral del actual Huanchaco. El nómada que subsistió gracias a la fauna, debió haberse curado sus heridas aprovechando las virtudes curativas de las plantas medicinales de las Lomas del Cerro Campana.  Este conocimiento fue incrementándose, a través del tiempo, pasando por diferentes periodos culturales hasta el presente.  Las propiedades curativas de estas plantas se almacenaron en la memoria colectiva, documentándose en los cuentos y probablemente en algún artefacto físico.  No hay que olvidar que el hombre andino al llegar a los Andes Centrales, ósea, al actual territorio Peruano, venia con  un bagaje cultural de miles de años de aprendizaje. Tiempo que le tomó en desarrollarse y trasladarse antes de su arribo al continente Americano.

Fueron las condiciones climáticas y riqueza biológica que hicieron que esta Montaña, el Cerro Campana, sea considerada entre otros aspectos, sagrada.  Y como tal, en algún periodo de la historia de nuestros ancestros debió haberse convertido en un centro de llegada de peregrinos. La Montaña como tal, al ser considerada sagrada, debió haber tenido estructuras arquitectónicas para actividades litúrgicas, características de la arquitectura sacra de los Andes pre coloniales.  Las evidencias de artefactos y estructuras arqueológicas son la prueba fáctica de la ocupación constante de las Lomas del Cerro Campana. Razones más que suficiente para continuar su investigación.

El cambio climático habría obligado a trazar, en un primer momento, un camino a manera de ceque en dirección hacia el Cerro Campana. Posterior a este trazo imaginario, durante el Intermedio tardío (Cultura Chimú – Siglo IX – XV) se edificaría en piedra, arcilla, barro, canto rodado y en algunos casos, con  adobe, este camino epimural, el cual llega a tener nueve kilómetros lineales en dirección NO - SE. Este camino reúne las mismas características constructivas de la “Muralla del Santa”, estudiada por el Dr. Julio C. Tello Rojas en 1938. Sin dudas la  “Muralla la Cumbre”, es  un camino pre Inca utilizado en la misma época cuando Chan Chan estaba en su máximo apogeo.

En la segunda mitad del siglo XX existía, en el Valle Moche,  un  curandero naturista conocido, por gran parte de la población trujillana, como “Don Pablito”. Es muy probable que muchos Trujillanos se hayan tratado  o han tenido un familiar que fue curado por él. Don Pablito curaba con las yerbas y plantas medicinales. Lo interesante es que muchas de estas plantas medicinales provenían de las Lomas del Cerro Campana.  Hoy en día hay un sector de las Lomas del Cerro Campana que ha sido bautizado como “La loma de don Pablito”.

En un área disturbada de la “Muralla la Cumbre”, se inicia un sendero  que lleva al jardín botánico y medicinal más antiguo de Trujillo. Los biólogos son los que más lo visitan, pues desde hace décadas se ha convertido en su laboratorio de investigación científica.  Este sendero, no es reciente, su trazo data desde épocas muy antiguas. Seguramente desde el periodo de cazadores, del periodo de nómades. Desde una perspectiva geográfica es una de las 2 vías más prácticas para llegar al jardín botánico.
Los estudios especializados por biólogos de la Universidad Nacional de Trujillo, ponen de manifiesto la importancia de la riqueza biológica que contiene esta montaña. Como comunidad Lomal es la más importante del Perú, superando en biodiversidad a las Lomas de Lachay.  

En el presente para acceder a la cima del Cerro Campana, se convierte literalmente en una peregrinación. La ruta empieza en plena Panamericana norte, atravesando el incandescente desierto, lo primero que se divisa es el Camino descrito líneas arriba y al fondo el gran macizo rocoso. Es muy probable que los que construyeron el Camino ceremonial, hayan observado las mismas características morfológicas, que vemos hoy en día,  de esta Montaña. La importancia de la Montaña Campana, radica en ella misma. Son sus características geomorfológicas que permiten las condiciones propicias para la flora y fauna silvestre. Caminar hoy en día en el Cerro Campana, es disfrutar de casi las mismas escenas paisajísticas que nuestros ancestros tuvieron, también, el placer de apreciar.

La integridad de  este Camino ancestral esta amenazada por varios factores: Expansión urbana, expansión de la frontera agrícola (agro industria), explotación minera no metálica (canteras), galpones avícolas y huaqueria. Esta reliquia arqueológica fue seccionada para dar pase a la actual carretera Panamericana. Hoy en día las canteras de extracción de material de construcción, la siguen seccionando para dar pase a las trochas carrozable que llegan hasta ellas.

No podemos conservar lo que no amamos, para amar hay que conocer y para conocer hay que caminar.

Artículos relacionados:

Atentado contra la Muralla pre Inca: La Cumbre
http://nomadapress.blogspot.com/2012/09/atentado-contra-la-muralla-pre-inca-la.html


Ecos del conversatorio: Lomas  del Cerro Campana
http://nomadapress.blogspot.com/2011/07/ecos-del-conversatorio-lomas-del-cerro.html

Problemas que ponen en riesgo la integridad de la ACR Cerro Campana
http://nomadapress.blogspot.com/2011/06/chavimochic-granjas-canteras-y-la.html

Geoglifos en las Lomas Costeras del Cerro Campana. Informe preliminar
http://www.academia.edu/2770097/Geoglifos_en_las_Lomas_Costeras_del_Cerro_Campana_Valles_de_Moche_y_Chicama._Informe_preliminar

Cerro La Virgen, depredación sistemática
http://nomadapress.blogspot.com/2008/10/cerro-la-virgen-depredacion-sistematica.html

Parajes sagrados: El Apu Campana
http://parajesagrados.blogspot.com/2012/06/el-apu-campana.html

Las Lomas Costeras del Cerro Campana:
http://larutamoche.blogspot.com/2011/05/las-lomas-costeras-del-cerro-campana.html

Mi abuelo y la Totora de Huanchaco
http://larutamoche.blogspot.com/2011/05/mi-abuelo-y-la-totora-de-huanchaco.html

Video:
http://youtu.be/PJeK93hMsJ8

Trujillo, el 22 de octubre del 2013.

 Trocha carrozable que se abre para dar paso a camiones que llevan a las canteras.
 La Carretera Panamericana norte seccionando en dos al Camino epimural.
 Más de 09 kilómetros lineales.

 Tomate silvestre en las Lomas del Cerro Campana.
A más de 700 m.s.n.m. estos tomates silvestres se convierten en un nivel muy importante en la cadena trófica de la Comunidad  Lomal

 El Águila.
 Familia de Tilandsias.

Bromelias y cactáceas.
Desde arriba, la perspectiva es otra.

Texto y fotografía: Víctor D. Corcuera Cueva.

No hay comentarios: